CONTROL DE LA LEGIONELLA

La Legionella es una bacteria ambiental capaz de sobrevivir en un amplio intervalo de condiciones físico-químicas, multiplicándose entre 20 ºC y 45 ºC, destruyéndose a 70 ºC. Su temperatura óptima de crecimiento es 35-37 ºC. Su nicho ecológico natural son las aguas superficiales, como lagos, ríos, estanques, formando parte de su flora bacteriana. Desde estos reservorios naturales la bacteria puede colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades y, a través de la red de distribución de agua, se incorpora a los sistemas de agua sanitaria (fría o caliente) u otros sistemas que requieren agua para su funcionamiento como las torres de refrigeración.

Los controles analíticos para la prevención de la Legionella vienen recogidos en la Tabla 1 y 2.

Así mismo, como el RD 865/2003 tiene para algunos ámbitos de aplicación una información poco concisa, el Ministerio de Sanidad ha elaborado unas guías de aplicación del mismo estableciendo unas recomendaciones por tipos de instalación, entre los que también hace referencia al tipo y frecuencia de análisis, así como de consejos y guías básicas de prevención.

OTROS ANÁLISIS DE AGUAS